Yo busco, con mucha humildad, el apoyo y confianza de mis hermanos salvadoreños  para poder realizar mi visión. Creo firmemente que El Salvador puede hacerse un país ejemplar, con seguridad, y oportunidades económicas, educacionales y culturales para todos. Tanto en la zona urbana como en la zona rural.

Es un hecho que El Salvador y la economía global están cambiando tan rápido que nuestro país, y cada municipio debe tener como misión fomentar la innovación, las ideas nuevas para mejorar la vida urbana, y el relevo generacional para implementar estos cambios, dejando atrás la polarización del pasado.

Close Menu